domingo, enero 2

2011

He corrido tanto estos últimos días que todavía no siento la llegada del año nuevo. pareciera que las fiestas están hechas para eso, para correr, comprar regalos, comida, viajar. no suena tan mal leyéndolo así escrito. pero pero a mi me gusta más la calma. así que este año tiene para mí el tinte del año que dicen que ha acabado. no poder parar un segundo, barajando info nueva. el año que dicen ha pasado, fue un buen año. superaciones, nueva casa, convivencia, buen año de trabajo, buena año de estudio, amigos nuevos. del año que viene sólo sé que es de color azul, un azul oscuro. eso y que está impregnado del deseo de crecer un poco más, escribiendo más por ejemplo. empieza ahora.